La venta en frío está destinada a aquella audiencia que todavía no se ha interesado por nuestra marca o no ha interactuado con ella en ningún momento. Tiene como objetivo ampliar ese público al que dirigirnos para ofrecerle soluciones con nuestro producto para, en una fase de aproximación, entablar con nuestro cliente una relación comercial a diferentes niveles según la fase del embudo de ventas en el que se encuentre.

Antes de componer tu email, ten en cuenta los siguientes objetivos:

  • Controla la narrativa. No envíes cualquier cosa. La primera cita debe salir lo mejor posible. Que captes la atención desde el asunto del mensaje al contenido del correo es fundamental.
  • Personaliza el mail. Conoce a tu cliente objetivo y dirígete a él: ¿qué cargo tiene? ¿A qué problema se enfrenta que tú puedas solucionar? Aprovecha para crear un mensaje relevante.
  • Asegúrate de cumplir la normativa de protección de datos: ¿tienes autorización por su parte para envíos comerciales? Eso, lo primero.
  • Tu mail tiene que ser medible. Prepárate para medir resultados: apertura, clics… Reliza un seguimiento de la interacción de tu cliente con el email para tomar las siguientes decisiones.

Cómo romper el hielo: estructura de un mail de venta en frío

El asunto: redáctalo de forma atractiva y, sobre todo, relevante.
No te pases de 9 palabras y como mucho 60 caracteres.
La idea es que pueda leerse en el texto preliminar del mail.
Poner algún emoji puede ser buena idea. Lo que es mala idea es poner caracteres especiales como -. +. *, %, [ ]… (además, el gestor de correo puede penalizarte estas acciones y enviar tu email a SPAM directamente).

El cuerpo del mensaje:
El marketing es como el sexo, no a todos tus clientes les gusta lo mismo. Así que asegúrate de a quién te diriges y personaliza el mensaje en función a la necesidad que tiene tu posible cliente y enfócate en cómo puedes ayudarle a solucionarlo. No pierdas el tiempo hablándole de ti y tampoco de tu marca, no es el momento: cuéntale cómo puedes hacerle la vida más fácil.

El CTA:
Añade una llamada a la acción o call to action (CTA): esto es fundamental.
Indícale a tu posible cliente cómo quieres que interactúes con él y pónselo fácil. Ya le has ofrecido tu contenido de valor y lo ha leído. Ahora dile cuál es su siguiente paso.
¿Qué quieres que haga?: Agendar una cita, solicitar una llamada, ver una demo, visitar una web, descargar un archivo… Por ejemplo:

¡Suscríbete a la newsletter de Periodísitcamente!

El remitente:
Por favor, diferénciate: no uses un mail genérico. Vamos a superar esto ya.
Firma con tu nombre o con el nombre de la persona que se encargue de atender la cuestión del mail dentro de la organización.

Consejos para realizar el seguimiento:
Seamos sinceros… lo más probable es que nadie responda a ese primer email. No pasa nada, no te desmotives y comprueba la tasa de apertura, quiénes han hecho clic en algún enlace o en tu CTA.

  • Teniendo en cuenta que lo más probable es que no nos respondan al primer email, nunca pongas toda la información interesante en él. Guarda algo para el segundo intento, y ojo con esta fase
    👇🏼
  • Nunca reenvíes tu primer correo. Con perdón, es una cagada que no nos podemos permitir, para qué vamos a decir otra cosa. Puede ser parecido, pero nunca el mismo ni tampoco Reenviado 😢
  • En tu segundo intento, aporta información adicional, ese valor extra que sólo aporta tu marca y que no contaste en el primer correo. Invítale de nuevo a hacer clic sobre el CTA seduciéndolo.

Te dejo un guion para que te inspires y puedas construir tu mail…

Asunto: [Recuerda, algo relevante y atractivo para tu cliente concreto]

Hola, [nombre concreto]
Soy ______________________________ de ________________________. Recientemente [explica aquí la relación previa que te une con tu posible cliente].

[Plantea el problema que quieres resolver a tu cliente], y creo que podría interesante [tu producto, valor o nombre de tu marca].
[Explica cómo tu marca puede resolver ese problema de forma breve].

[Invítale a participar en tu correo con el CTA] ¿Estarías disponible para una llamada? Me gustaría explicarte [valor añadido].

[CTA]

Muchas gracias por tu tiempo.
Quedo a tu disposición.
[Firma con nombre]

[Firma de la empresa: datos de contacto, web, redes sociales, teléfono, mail, foto…]
Aviso legal + Opción de cancelar suscripción.

Deja una respuesta